ARTRITIS REUMATOIDE

Ficha de la Patología

  1. Nombres alternativos
  2. Definición
  3. Causas, incidencia y factores de riesgo
  4. Síntomas
  5. Signos y exámenes

    Hay disponibilidad de un examen de sangre específico para diagnosticar la artritis reumatoidea y diferenciarla de otros tipos de artritis. Este examen se denomina examen de anticuerpos antipéptidos cíclicos citrulinados (anticuerpos anti-PCC). Otros exámenes que se pueden hacer abarcan:
    CSC
    Proteína C reactiva
    Tasa de sedimentación eritrocítica
    Radiografías de las articulaciones
    Factor reumatoideo (positivo en aproximadamente el 75% de las personas con síntomas)
    Análisis del líquido sinovial
    Tratamiento
    La artritis reumatoidea generalmente requiere tratamiento de por vida que incluye medicamentos, fisioterapia, ejercicio, educación y posiblemente cirugía. El tratamiento agresivo y oportuno para este tipo de artritis puede retardar la destrucción de la articulación.
    MEDICAMENTOS
    Medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD, por sus siglas en inglés): estos medicamentos son el patrón actual de cuidado para casos de artritis reumatoidea, además del descanso, los ejercicios de fortalecimiento y los fármacos antinflamatorios. El metotrexato (Rheumatrex) es el DMARD más comúnmente utilizado para la artritis reumatoidea. La leflunomida (Arava) se puede sustituir por el metotrexato.
    Medicamentos antinflamatorios: éstos abarcan aspirina y medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINES), como ibuprofeno y otros. Aunque los AINES funcionan bien, su uso prolongado puede causar problemas estomacales, como úlceras y sangrado, y posibles problemas cardíacos. Los AINES ahora vienen con etiquetas de advertencia sobre el producto para alertar a los usuarios sobre un aumento del riesgo de eventos cardiovasculares y sangrado gastrointestinal.
    Inhibidores de la ciclooxigenasa-2 (COX-2): estos medicamentos bloquean una enzima que favorece la inflamación, llamada COX-2. Inicialmente, se creía que esta clase de medicamentos funcionaba tan bien como los AINES tradicionales, pero con menos problemas estomacales. Sin embargo, numerosos informes de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares han llevado a la FDA a evaluar de nuevo los riesgos y beneficios de los COX-2. Celecoxib (Celebrex) aún está disponible, pero con una etiqueta de fuertes advertencias y con la recomendación de que sea recetado en la dosis más baja y durante el menor tiempo posible. Los pacientes deben consultarle al médico si este medicamento es apropiado y seguro para ellos.
    Medicamentos antipalúdicos: este grupo de medicamentos abarca hidroxicloroquina (Plaquenil) y sulfasalazina (Azulfidine) por lo general con metotrexato. Pero los beneficios de estos medicamentos pueden tomar de semanas a meses para verse y, ya que están asociados con efectos colaterales tóxicos, es necesario realizar pruebas sanguíneas con frecuencia.
    Inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNF): este tipo de medicamento relativamente nuevo bloquea una proteína inflamatoria y comprende etanercept (Enbrel), infliximab (Remicade) y adalimumab (Humira).
    Antagonista del receptor de la interleucina-1 humana: anakinra (Kineret) es una proteína artificial que bloquea la proteína inflamatoria interleucina-1. Este medicamento se utiliza para disminuir la progresión de moderado a grave de la artritis reumatoidea activa en pacientes de más de 18 años que no hayan respondido a uno o más de los DMARD. El Kineret se puede utilizar con otro DMARD o con inhibidores del factor de necrosis tumoral.
    Biológicos: dos nuevos medicamentos que están disponibles para personas con algunos tipos de artritis reumatoidea que no responden a los inhibidores del factor de necrosis tumoral. Estos medicamentos son: Orencia (abatacept) y Rituxan (rituximab) y ambos se administran por vía intravenosa.
    Inmunodepresores: estos medicamentos se utilizan algunas veces en personas que han fracasado con otras terapias. Están asociados con efectos secundarios tóxicos y se reservan generalmente para casos severos de artritis reumatoidea.
    Corticosteroides: estos medicamentos se han usado por más de 40 años para reducir la inflamación de la artritis reumatoidea. Sin embargo, debido a los efectos colaterales potenciales a largo plazo, su uso se limita a lapsos cortos y dosis bajas en la medida de lo posible.
    CIRUGÍA
    Ocasionalmente, se realiza cirugía para corregir las articulaciones gravemente afectadas. Las cirugías pueden aliviar el dolor articular, corregir deformidades y mejorar modestamente la función articular.
    Las cirugías más exitosas son las que se llevan a cabo en rodillas y caderas. Por lo general, el primer tratamiento quirúrgico es la sinovectomía o extirpación del revestimiento de la articulación (sinovia).
    Una alternativa posterior es el reemplazo total de la articulación por una prótesis articular. En casos extremos, el reemplazo total de la cadera o de la rodilla puede significar la diferencia entre depender totalmente de otros y tener una vida independiente en el hogar.
    FISIOTERAPIA
    Los ejercicios de rango o amplitud de movimiento y los programas de ejercicio individualizados indicados por un fisioterapeuta pueden retardar la pérdida de la función articular.
    Las técnicas de protección articular, los tratamientos con calor y frío y el uso de férulas o dispositivos ortóticos para apoyar y alinear las articulaciones pueden ser muy útiles.
    Algunas veces, los terapeutas usan máquinas especiales para aplicar calor profundo o estimulación eléctrica para reducir el dolor y mejorar la movilidad articular.
    Los terapeutas ocupacionales pueden construir férulas para la mano o muñeca del paciente y enseñarle la mejor manera de proteger y usar las articulaciones cuando se ven afectadas por la artritis. También les enseñan a las personas cómo enfrentar mejor las tareas diarias en el trabajo y en el hogar, a pesar de las limitaciones causadas por la artritis
    Se recomiendan períodos frecuentes de descanso entre las actividades, así como 8 a 10 horas de sueño cada noche.
    Grupos de apoyo
    Para buscar información y recursos adicionales, ver el artículo sobre grupo de apoyo para artritis.

  6. Expectativas (pronóstico)
  7. Complicaciones
  8. Situaciones que requieren asistencia médica
  9. Prevención
  10. Referencias

 

Más Medicamentos


| Inicio | Términos y Condiciones |